Presentamos de manera simple lo que consiste el pulque, un líquido que formó parte importante en la alimentación de nuestros antepasados y que en muchos hogares de Ucareo se sigue consumiendo… no muy tarde mostraremos una pequeña historia que manifiesta parte de la cultura de los ucarenses y que se vale del pulque como hilo conductor…

El pulque es una bebida típica de México que por lo general la consumen poblaciones indígenas y mestizas de muchas regiones del país, particularmente en las áreas de la Meseta Central. Se trata de un líquido espirituoso, blanco y espeso.

La voz pulque proviene del náhuatl poliuhqui, “descompuesto”, “echado a perder”; otros lo relacionan con la palabra octli, nombre genérico para “vino” o “bebida embriagante”. A menudo se le ha llegado a reconocer también como “neutle” o “neutli”, que hacen alusión a la “miel”, dada su condición y sabor dulce cuando recíen extraído de la planta.

La base del pulque es el maguey. El maguey pulquero es una planta oriunda de México, que pertenece al orden de las amarilidáceas y al género de los agaves. En el Altiplano de México se conocen varias clases de magueyes productores de pulque, denominados según la región donde se cultivan: pinto, blanco, largo, manso, xamini, etc., y se cultiva en una porción de los estados de Puebla, Michoacán, Distrito Federal, Estado de México y Tlaxcala, pero el mejor pulque que se recoge es el de los llanos de Hidalgo, cerca de la capital.

El excelente pulque es el que forma hebra al chorrear. En el México prehispánico, además de ser la bebida ritual que se ofrecía en actos conmemorativos a los dioses, fue motivo de deleite para sacerdotes ancianos y aún para el mismo pueblo, de allí su índole tanto aristócrata como popular.

El producto que sale del raspado de la planta del maguey es un refresco muy sabroso llamado aguamiel. Pero básicamente los “pulques curados” saven a tipo licuado, pues al mezclarse con esencias de flores, adquiere un olor y un sabor muy agradables. No existen marcas de pulque, pero sí clases, según su lugar de origen.

Tradicionalmente el buen bebedor del pulque lo bebe solo y sin ningún curado de frutas. Su color es blanco aperlado y solía beberse en unos recipientes llamados “medidas” de distintas capacidades, que iban desde un cuarto de litro hasta dos litros por lo general, y eran conocidos como “maceta” o “camión”.

El pulque tiene muchísimas virtudes. Alguien ha determinado que sirve para curar enfermedades y tal vez sea cierto, porque los antiguos mexicanos preparaban varias medicinas a base de pulque, que se tomaban en cierta medida, a ciertas horas y con cierta frecuencia.

El pulque tiene el defecto de no poder conservarse durante más de dos días después de que ha sido lucrado de la planta. Se han hecho muchos intentos por envasarlo pero no ha habido alguien que logre perdurarlo con éxito. Es un intento que se ha venido haciendo desde hace más de 70 años, porque en el extranjero se tiene mucha curiosidad por conocer esta bebida.

El exceso en la bebida del pulque, sin duda alguna, puede causar ebriedad.

 

 

 

 

Descarga el archivo completo   

 

 

About these ads