Uno de los problemas que más recela el pueblo de Ucareo en tiempos actuales, es sin duda la falta de mercado para los productos que de éste se originan. La crisis nacional (en todos los ámbitos), el libre comercio con otros países y entidades, la falta de apoyo económico por parte del Estado y la escasa promoción de la región son los principales factores que determinan las contrariedades locales.

A continuación proporcionamos una nota periodística que el diario La Jornada de Michoacán hizo pública el 13 de abril del presente año, con el título “En riesgo, la producción de pera en Ucareo, advierten empresarios locales”. Se darán cuenta de que la nota se refiere en específico a la producción de pera, no sin eso considerar otro tipo de frutos y derivados.

Habrá quienes ya hallan dado cuenta de la misma, sin embargo, la hacemos de su conocimiento para todos aquellos que no atinan en tal información. El objetivo principal, es por supuesto, crear conciencia de este problema que urge en soluciones.

Óscar Villeda Esquivel (corresponsal)

Zinapécuaro, Mich.

El constante crecimiento de la producción de pera ha traído consigo no sólo el reconocimiento de la comunidad de Ucareo por su calidad, sino también la saturación de mercados y por ende, un decremento en el valor de la fruta, por lo que los empresarios ucarenses buscan nuevos canales de comercialización que se enfocan a la fruticultura orgánica.

De acuerdo con el productor de durazno y pera Arturo Mendoza Olivares, de las 3 mil toneladas de pera que se producen en la región oriente del municipio de Zinapécuaro durante un ciclo, 70 por ciento, es decir, 2 mil 100 toneladas, son adquiridas por la empresa Jumex, y el resto se va al mercado en fresco de las ciudades de México, Querétaro, Guadalajara, Irapuato, Celaya y Morelia.

No obstante, y pese a que se logra comercializar la totalidad de la producción, este producto no tiene en sí un precio de venta importante, ya que en promedio el producto en fresco se paga a un peso con 10 centavos por kilo, a lo que se le resta el flete, la mano de obra y el mantenimiento de la cosecha, por lo que ya se buscan otras alternativas.

“En una hectárea en promedio se lleva como 4 mil pesos de mano de obra, rastreo y poda, aquí los primeros que cosechan son los que pueden agarrar un mejor precio, esto es de 70 a 80 pesos la caja de 20 kilos, pero cuando llega la producción tope bajar hasta 10 pesos por caja”.

En promedio, se tiene el conocimiento que existen al menos 400 productores en un extensión de mil hectáreas dedicadas a la pera, y muchos de ellos cuando prefieren dejan caer la cosecharla a levantarla con pérdidas, motivo por el cual la producción corre el riesgo porque ya se ha estado cambiando el producto porque muchas personas están injertando nuevas variedades y/o arrancando las huerta para sembrar algún otro cultivo.

En este tenor, una nueva generación de empresarios pretende iniciar la exportación de productos orgánicos a través de la Asociación Agrícola Fruticultores de Ucareo, “en la organización estamos buscando el proyecto de jugo de pera orgánica, porque es un producto que tiene buena calidad, aunque el proyecto en sí resulta muy costoso, por lo que necesitamos encontrar apoyos gubernamentales, primero para la ampliación de la nave y posteriormente para el asesoramiento técnico”, puntualizó Arturo Mendoza. Explicó que mediante la Fundación Produce Michoacán ya se les ha presentado un anteproyecto en el que se enfatiza el valor de los productos orgánicos que asciende a 4 pesos por kilo, esto para los mercados europeo y americano, lo que se traduce en más de 400 por ciento del valor actual, aunque los costos de producción se incrementarían en 30 por ciento.

Sumado a ello, puntualizó que desafortunadamente otro de los factores que influyen en la disminución de precios se centra en la escasa difusión de los productos ucarenses, esto es productos en fresco e industrializados como licores, ates, mermeladas o pulpas, pese a la existencia de la tradicional Feria de la Pera. “Es una escaparate que no ha tenido los resultados deseados porque el problema sigue, los bajos precios como consecuencia de una extensa producción, razón por la cual se satura el mercado. Por ello es necesario hacer mayor difusión de los productos de Ucareo y promocionar con mayor énfasis nuestra feria”, concluyó.