La educación en Ucareo es el resultado de un largo proceso en la historia. Empezó a institucionalizarse con el cura Martínez de 1923 a 1932. Durante su apostolado en Ucareo lo acompañaron sus hermanas María de la Concepción y Eulalia, dedicándose a la educación de la niñez.

En la escuela se enseñaba hasta el tercer año de primaria. De 1921 a 1933 funcionó la escuela República Argentína (hoy día la Biblioteca pública) a cargo de Natalio Durán, originario del pueblo y que había cursado estudios en el seminario y algunos otros de grado universitario.

A partir de 1933, dado que la escuela fue ocupada por un estancamiento de soldados, la Acción Católica se encargó de impartir la educación mediante cursos de alfabetización. El destacamiento militar se encontraba sitiado en Ucareo debido a las constantes amenazas por parte del bandolero “La conchita”.

Años después, María de Jesús Anguiano y Rubén Heredia continuarían la afanosa tarea de la educación.