Como es sabido, la región de Ucareo y sus alrededores fue, desde los tiempos prehispánicos, una zona fronteriza entre el imperio azteca y el señorío tarasco. Elemento característico que funcionaría incluso para la conformación de la evangelización en las primeras décadas de la época colonial, ya que sería también una zona de tránsito e intercambio comercial entre el centro y el occidente de México, con su correspondiente desviación hacia la llamada Tierra Caliente (por el rumbo de Zitácuaro y Tuzantla).

Los primeros evangelizadores en incursionar en el oriente de Michoacán fueron los franciscanos, los cuales no jugaron un papel preciso ni obedecieron a la realización de una misión sistemática de evangelización en esta región. Hacían sólo las veces de misioneros de paso o de visita.

Fue hasta que se llevó a cabo la fundación del convento de Ucareo (1555), seguida de la de Charo (fundado hacia 1550), cuando se estableció una evangelización mucho más metódica y ordenada entre los naturales. Los agustinos, que habían llegado a Michoacán en el año de 1538, retomaron los inicios de la labor de los franciscanos, instalando un centro de irradiación misionera con un perímetro de influencia considerable a su alrededor.

La fundación del convento agustino de Ucareo, a partir de la segunda mitad del siglo XVI, se conformó como estrategia en aquellos lugares y zonas de tránsito: «Para una marcha efectiva del apostolado, los misioneros se aseguraban un hospedaje cierto, una acogida benévola de parte de los indios de la región y evitaban molestos roces con los miembros de otras órdenes».

No fue, pues, ninguna casualidad que un convento agustino se edificara en el lugar que hoy conocemos como Ucareo, ya que mediante éste los misioneros se comunicaban fácilmente con las principales ciudades, villas y reales de minas (tanto de Michoacán como en Guanajuato), ayudando al desarrollo de la vida política, económica y administrativa del Michoacán colonial.

Fundamentado en el texto de Ricardo León Alanís, titulado «Evangelización, congregación de pueblos y administración eclesiástica en la región minera de Tlapujahua-Tlacotepec (siglos XVI-XVIII)»,

en: http://www.tlacotepecmich.info/files/Download/evangelizacion.pdf